Logo

FSE
erasmuslogo

Menú Secretaría

CIBERCONSEJERO

La mayoría de nosotros padres, abuelos y educadores de hoy somos de esa “rara especie” a la que han denominado “inmigrantes digitales”, la prehistoria digital. Sin embargo hacemos lo posible para que nuestros hijos se encuentren dentro de la “moda” en las nuevas tendencias en tecnología, se hace “absolutamente necesario” para su vida cotidiana. Van más allá del simple ordenador que teníamos en casa, smartphones, tablets,  consolas, y demás “maléficos cacharros” que se conectan a Internet.

El Ciberconsejero responderá a todas las dudas referentes a este mundo digital en el que vivimos. Así mismo les asesorará y aconsejará sobre situaciones que les preocupan sobre el uso de móviles, ordenadores, o cualquier aparato conectado a internet.  Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

ciberacoso_2

CONSEJOS GENERALES

  • Es necesario que los padres aprendan a utilizar el ordenador. De este modo y hasta cierta edad, se conectan con ellos y el niño aprende a disfrutar de Internet junto a sus padres; además conocer el ordenador ayuda a los padres a distinguir qué software utiliza y qué páginas visita el menor más fácilmente.

  • Fomentar el diálogo sobre hábitos de navegación y sus riesgos. Es importante que el menor sienta que cuando le suceda algo extraño para él o que le incomode pueda decírselo a sus padres sin sentirse culplable. Además le ayudaremos a mantener un espíritu crítico sobre la información que aparece en la red y les explicaremos que no todas las webs tienen la misma credibilidad.

  • Acordar unas normas de uso claras. Es particularmente bueno que los niños tengan reglas claras sobre lo que pueden o no hacer y conocer sus consecuencias, especialmente respecto al tiempo de uso (de día y no de noche, controlar su uso entre semana), de esta manera el niño sabrá a priori a lo que atenerse.

  • Es una buena ayuda utilizar filtros de control de acceso a la red. Así evitará que acceda a páginas de contenido inapropiado (adulto, violento, xenófobo, etc.). En el mercado existen soluciones gratuitas y muchos proveedores ofrecen soluciones de este tipo.

  • Es necesario colocar el ordenador en una zona de uso común. Facilitará la supervisión tanto del tiempo de uso (para controlar la ciberadicción) como el control de situaciones que puedan incomodarle, como por ejemplo, para evitar el ciberacoso cuando utilizan la webcam.

  • Enseñarles en qué consiste la privacidad. Explicarles que los datos personales son información sensible y que puede ser utilizada en su contra con ejemplos de la vida cotidiana, compo puede ser, por ejemplo, que ellos nunca darían las llaves de casa a un desconocido o ejemplos similares.